top of page
  • Foto del escritorDaniela Moscona

Relaciones a distancia: lecciones aprendidas hasta ahora


"Uno no descubre tierras nuevas sin consentir perder de vista la orilla durante mucho tiempo"

André Gide


Las relaciones a distancia no son un fenómeno moderno,han existido a lo largo de la historia, influenciadas por guerras, desarrollos laborales y exploraciones marítimas. Durante las guerras, innumerables parejas solo podían comunicarse por cartas mientras los combatientes eran enviados a frentes lejanos. En el siglo XIX, la construcción de los ferrocarriles requería que muchos trabajadores se separaran de sus familias durante largos períodos, a veces años. Similarmente, la era de la exploración marítima obligaba a marineros y comerciantes a pasar extensas temporadas en el mar, dejando a sus familias con escasa comunicación y en constante incertidumbre sobre su retorno.


Esta realidad histórica no solo valida las relaciones a distancia como una opción legítima sino que también subraya nuestra adaptabilidad y compromiso con mantener lazos afectivos, más allá de las coordenadas geográficas.

Con esta perspectiva en mente, ahora compartiré lo que he aprendido personalmente en este viaje, donde las lecciones no solo han sido sobre mantener un vínculo, sino también sobre redefinir qué significa realmente estar juntos.


Primera lección. Si te estás embarcando en una aventura así vas a tener que primero que nada reconsiderar tus creencias sobre cómo debe ser una relación. De ahora en adelante mientras  comienzas a navegar, deberás tirar por la borda tu modelo  convencional de relación . Ya no podrás comparar tu historia y tu vida cotidiana con la mayoría de las personas a tu alrededor,  no intentes forzar a alguien a encajar en un molde demasiado pequeño para él. 


Segunda lección. En tu viaje te verás  forzado a timonear tu nave de manera independiente, serás tú el capitán. A distancia se podrán dar consejos de manejo pero verás que aunque haya tripulación de vez en cuando el manejo será casi exclusivamente tu dominio.  En una relación a distancia, será fundamental tener un plan propio y una red amplia de amistades y actividades. Esta independencia no sólo será liberadora, sino que también enriquecerá la relación, permitiendo que cada persona crezca.


Tercera  lección. Tu vida, tu cuerpo y tu alma son un jardín. A veces estará lleno de mariposas y pájaros pero ahora verás que tu jardín constantemente se vacía. En lugar de quedarse esperando y añorando, encuentro paz en el cultivo de mi propio "jardín" interno, hay mucho que podar, sembrar, embellecer y fertilizar. La vida volverá al jardín de todas formas y ahora a un jardín más rico y cuidado.


Cuarta lección.  La nostalgia debe manejarse con precaución. En pequeñas dosis, nos permite revivir y apreciar la belleza de los momentos pasados. Sin embargo, como el arsénico, que en cantidades minúsculas fue utilizado históricamente como medicamento, la nostalgia puede convertirse en veneno si se consume sin medida.El exceso puede oscurecer la realidad del presente y llevar a una idealización tóxica del pasado.


Quinta lección: Llega un momento en que es crucial establecer un horizonte común hacia el cual ambos puedan dirigirse. No es necesario que este ajuste de rutas ocurra de inmediato, sin embargo, es fundamental que, eventualmente, ambos barcos naveguen hacia el mismo destino. Así, mientras cada uno maneja su propio timón, el compromiso compartido hacia un futuro común mantiene viva la esperanza y la unidad, haciendo que las aguas turbulentas del presente sean más fáciles de navegar.


Embarcarse en una relación a distancia es entonces, en esencia, como iniciar un viaje. Es un camino que puede estar lleno de peligros y desafíos, pero también rebosa de oportunidades para superar lo convencional y explorar nuevas profundidades en nuestras relaciones y diversos horizontes en nuestras vidas. 





58 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page