top of page
  • Foto del escritorDaniela Moscona

Lo Femenino

Recientemente tuve la oportunidad de ver la película "Dune" parte II, y quedé absolutamente fascinada.

Siempre he sentido una especial predilección por la ciencia ficción, no por el deseo de explorar otros mundos, sino porque encuentro que estos escenarios fantásticos explican de manera más elocuente y profunda las realidades de nuestro mundo interno. Es similar a los sueños, que, aunque a menudo carecen de realismo, expresan con claridad emocional lo que vivimos y sentimos. Sin embargo, lo que más resaltó para mí en "Dune" fue su representación del arquetipo de lo femenino.


Es esencial abordar la relevancia del verdadero arquetipo femenino, especialmente en un tiempo donde prevalece la confusión entre el poder femenino y la capacidad de las mujeres para emular roles tradicionalmente masculinos. Si bien las mujeres pueden realizar las mismas tareas que los hombres, esta equivalencia no debe oscurecer las cualidades únicas que constituyen el arquetipo femenino.


Permíteme definirte sencillamente a qué me refiero con arquetipo. Básicamente, es un patrón universal que surge en nuestra psique y simboliza experiencias, emociones y roles compartidos por la humanidad a lo largo del tiempo. Carl Jung, un influyente psicólogo suizo, fue quien habló extensamente sobre estos arquetipos, ya que los consideraba una parte fundamental del inconsciente colectivo. Son como moldes que guían nuestro comportamiento, nuestras historias y nuestras creencias, y aparecen en mitos, cuentos de hadas y sueños, proporcionando un marco común para la comprensión de nuestra experiencia humana.


El arquetipo de lo femenino, es un patrón universal que representa atributos, emociones y roles asociados con lo femenino en la psique humana. Jung lo denominó la "Anima," un arquetipo que simboliza la creatividad, la intuición, la empatía y la conexión emocional, entre otras cualidades. En la mitología, este arquetipo se manifiesta como la "Gran Madre" o las múltiples diosas, desde la diosa griega Afrodita, asociada con el amor y la belleza, hasta las diosas hindúes Saraswati, diosa del conocimiento, y Kali, la poderosa diosa de la destrucción y la renovación. En las religiones abrahámicas, el arquetipo femenino se refleja en figuras como la Virgen María en el cristianismo y la sabiduría personificada como la "Shekhinah" en la tradición judía, representando la compasión, la protección y la conexión espiritual.


El arquetipo de lo femenino incluye cualidades que pueden manifestarse tanto en hombres como en mujeres, pues todos poseemos una Anima o una expresión interna de lo femenino. No se trata de un conjunto rígido de características que definen a las mujeres, sino de un patrón que representa cualidades emocionales, creativas y espirituales que todos podemos experimentar. Reconocer y valorar estas características intrínsecas no solo enriquece la comprensión del poder femenino sino que también es vital para no perder nuestra esencia distintiva, crucial para aportar equilibrio y profundidad a nuestra sociedad.


En "Dune", se nos presenta un complejo entramado de poder y sabiduría femenina, profundamente entrelazado con conceptos tanto de filosofías orientales como de las religiones abrahámicas. Los personajes femeninos, en particular aquellos de la orden Bene Gesserit, encarnan el arquetipo del sagrado femenino,esa sabiduría que trasciende la simple capacidad de conquista física

porque su naturaleza es la de la intuición, el conocimiento oculto, y la habilidad para influir. Las mujeres son las que finalmente deciden y lo hacen porque ellas saben, sin que tengan que salir al mundo y cumplir las misiones


En el taoísmo , encontramos una representacion de los opuestos (que son complementarios) en nuestra naturaleza: el yin (femenino, oscuro, receptivo) y el yang (masculino, luminoso, activo). Las Bene Gesserit, representan justamente lo femenino desde el taoísmo. Para los tibetanos, lo “femenino” se refiere a las cualidades ilimitadas, inaprensibles y conscientes de la naturaleza última de la mente; Lo “masculino” se relaciona con las cualidades de la compasión intrépida y las acciones que surgen naturalmente de la realización de la conciencia ilimitada, y la confianza y efectividad asociadas con la acción iluminada.


Esta diferenciacion entre lo femenino y lo masculino se explora de una manera muy personal en "The Red Tent" de Anita Diamant, que nos lleva al corazón de la experiencia femenina en la antigüedad. En esta novela, se cuenta la historia de Dinah, una figura bíblica, y las mujeres de su tiempo. Estas mujeres, cuyos ciclos menstruales se sincronizan, se reúnen en una carpa roja. Este refugio se convierte en una manifestación del arquetipo femenino, un santuario donde las voces de las mujeres se valoran y su esencia se celebra, no solo en su capacidad de dar vida, sino también para guiar a la comunidad.



Este énfasis en la sabiduría y la colaboración femenina en "The Red Tent" proporciona un vínculo perfecto con las ideas de Clarissa Pinkola Estés, quien en su obra celebra la presencia de lo femenino como una fuente de conocimiento y autoridad. Pinkola Estés argumenta que la verdadera fuerza de las mujeres radica no solo en su capacidad para enfrentar desafíos externos, sino también en su habilidad para navegar por el mundo interior de emociones y relaciones interpersonales. Esto refuerza la narrativa de que las mujeres, a través de su comprensión intuitiva y su capacidad empática, juegan un papel crucial no solo en sus propias vidas, sino en la forma en que moldean la sociedad.


Es crucial reconocer que la exploración del arquetipo femenino en "Dune: Parte II" no se limita solo a sus aspectos positivos como la intuición y la empatía, sino que también se extiende a su lado oscuro. Este se manifiesta claramente en la orden Bene Gesserit, cuyas tácticas incluyen la manipulación y el control para influir en la política del universo. Utilizan sus habilidades en el Vocear, una forma avanzada de persuasión, para manipular a otros a fin de servir a sus propios intereses estratégicos. Además, operan con un alto grado de secretismo y engaño, manejando información y eventos desde las sombras para mantener y extender su poder.


¿Cual es la importancia de analizar el arquetipo femenino? Pues es bastante ya que actualmente existe una confusion entre el poder femenino y el masculino, la igualdad de género que es vital y obvia en cuanto a derechos no debe de convertirse en reducir a la mujer a un ser humano que puede hacer lo mismo que un hombre,no. Una mujer no debe de pasar por alto que el poder femenino posee cualidades únicas, cualitativamente distintas de las del poder masculino.


La exploración del arquetipo femenino en "Dune: Parte II" nos enseña que el poder femenino no es solo la capacidad de emular roles tradicionalmente masculinos en igualdad de condiciones, sino que representa un enfoque más profundo y perspicaz, como lo describió Clarissa Pinkola Estés: la mujer no es solo "la que hace", sino "la que sabe". Las mujeres, al incorporar una visión integradora, valoran la intuición, la empatía y la cooperación para influir en su entorno, equilibrando acción y sabiduría. Comprender esta diversidad y complejidad del arquetipo femenino nos permite reconocer que la mujer es un pilar fundamental para el bienestar y la sostenibilidad de nuestra sociedad, brindando una perspectiva esencial que trasciende la mera igualdad, aportando un verdadero equilibrio.




41 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Couldn’t Load Comments
It looks like there was a technical problem. Try reconnecting or refreshing the page.
bottom of page