top of page
  • Foto del escritorDaniela Moscona

Amor o libertad ¿Es posible tener ambos?

Actualizado: 20 abr





Recientemente una paciente me compartió su preocupación porque su relación no se parece a la de sus amigas; ellos no asisten juntos a todos los eventos sociales, y eso la hace cuestionar su vínculo amoroso. Otra paciente, por otro lado, me confesó sentir que está perdiendo su espacio y vitalidad personal al dedicarse completamente a su pareja. Estas conversaciones me hicieron reflexionar sobre cómo las creencias que tenemos sobre las relaciones pueden moldear —y a veces distorsionar— nuestra realidad afectiva. Por ejemplo una creencia puede ser: "una pareja tiene que hacer todo juntos","una pareja es quien te acompaña a los eventos", "una pareja es con quien quieres estar todo el día". Terminan por ser creencias que limitan la capacidad de disfrutar el presente con mi pareja, lo que si somos, lo que si tenemos, porque todo el tiempo estoy tratando de que mi relacion se parezca a otras.Esos ideales no cuestionados pueden convertirse en jueces rigurosos de nuestras relaciones.

El problema es que no sabemos cuales son nuestros modelos de identificacion por tanto tampoco sabemos como debe de verse una relacion sana y si eso es de una sola forma.


Entonces recordé una historia maravillosa sobre el amor y la conexión, la escuché en alguna parte. Busqué esta narrativa en mitologías antiguas y leyendas, pero por mas que la investigue no la encontre.Estoy casi segura de que existe en algún lugar, a menos que la haya soñado. En cuyo caso, quizá solo estoy accediendo al inconsciente colectivo, a una historia que nos pertenece a todos. Así que escribí mi propia version.


Esta historia es arquetípica; no es un evento que ocurrió alguna vez, sino uno que se repite millones de veces, en todas las formas, lugares y geografías posibles. Las inquietudes más profundas de la psique humana nos atraviesan a todos desde el principio de los tiempos, y las más básicas son siempre las mismas. Estas historias resuenan porque reflejan verdades universales.


A continuación, compartiré mi versión de este relato.



En busca del Elixir compartido

En un lugar lejano en el tiempo existió un valle oculto bajo la sombra de las cumbres de Asgard. Estas montañas estaban cubiertas de pinos que habían visto los siglos pasar.


En este lugar , Nanuk el guerrero y Sila la doncella estaban destinados a unirse en matrimonio y hacer prósperas las sagradas tierras como lo habían hecho todos sus ancestros.


Cómo futuros gobernantes tenían que poder realizar el ritual mortal que se acostumbraba para gente de su clase, misión que era pequeña en comparación con su futura responsabilidad.


"Antes de que puedan unirse en matrimonio bajo las leyes antiguas de nuestro pueblo, deben emprender una jornada hasta la Cueva del Eco, situada en la cima de aquella lejana montaña. Allí encontrarán el Elixir de la Vida Compartida. Este elixir solidificará su unión, tejiendo sus destinos juntos con hilos más fuertes que el acero. La única condición es de que deben de hacerlo siempre cerca."


Llegaron a la cima de una montaña que era el punto de partida y antes de emprender el vuelo se ataron de una pierna con una gruesa y resistente cuerda .El primer intento de vuelo juntos fue un baile torpe de movimientos mal coordinados que los llevó a caer en las densas nieblas del bosque a sus pies. Era imposible volar juntos.


Frustrados pero no derrotados, intentaron una vez más, pensando que la fuerza y la valentía superarían cualquier obstáculo.

En el segundo intento volaron durante días bajo un sol abrasador que descoloraba el cielo. Casi muertos de cansancio encontraron refugio en una caverna olvidada, donde murmullos les prometían el éxito cercano, pero sus extremidades estaban demasiado lastimadas para seguir. La desilusión creció como una sombra entre ellos, enfriando el calor de su cercanía forzada.


Decididos a probar una estrategia diferente, se separaron en su tercer intento, liberándose de la cuerda del destino, no importaba quién encontrara el elixir porque finalmente sería para los dos.

El guerrero, guiado por el vuelo de un halcón, subió hasta picos nevados y descubrió el Arco de la Aurora, cuyas flechas podían atravesar cualquier oscuridad. La doncella, siguiendo el rastro de un lobo blanco, encontró la tiara de la Luna, que otorgaba visiones clarividentes en los sueños.

Estar separados fue una aventura impresionante pero no encontraron el elixir estando sepatados.


Entonces se encontraron de nuevo. En su interacción había algo amargo : no se entendían como antes, a él la tiara de ella le parecía casi imposible de imaginar y a ella los hallazgos de él le parecían demasiado mundanos. Aún así decidieron volverlo a intentar.


Su cuarta tentativa fue la más dolorosa. Regresaron a volar juntos, reinstaurando la cuerda con la esperanza renovada de que la unión fortalecida por pruebas individuales sería suficiente. Sin embargo, enfrentaron tormentas de arena y como no se pusieron de acuerdo cayeron.



Pensaron que lo mejor era dejar esta misión, el añoraba sus hazañas de cazador y estaba dispuesto a renunciar a su destino a cambio del poder que le daría volar solo: volaría altísimo.

Ella sabía que su camino sola le traería mucho más sabiduría y aprendería a usar su intuición para conectar con Yagua el espíritu de la montaña. Pero esos pensamientos los hicieron sentirse capaces y decidieron volverlo a intentar.


Esta vez, volaron sin cuerda, libres pero bien cerquita, fue definitivamente la más retadora. Usaban las corrientes del viento para fluir pero sin perder de vista su objetivo. Ella presentía cuando había que cambiar de rumbo y el sabia cuales eran los peligros,, cada uno se enfoco en los suyo.


Entonces soprendentemente llegaron a la cueva sagrada, y el condor que custiodaba les dio entrada. Descubrieron que estaba vacía. No había nada de lo prometido. Se dejaron vencer. Se lleno todo de un silencio oscuro. Seguramente era demasiado tarde.


De pronto un sonido llamó la atención de ella y luego de él, se tuvieron que concentrar unos minutos antes de poder distinguirlo porque era casi inaudible: era el eco de sus latidos en sintonía . En ese momento, comprendieron que el verdadero Elixir de la Vida Compartida no era una poción o gema sino una brújula y un mapa para navegar la vida juntos.

Regresaron al valle como nuevos guardianes de un legado antiguo.



Aunque ya no vivamos en el mundo del valle de Asgard hay básicos que no cambian: hay muchas formas diferentes en las que una pareja sana puede funcionar pero algo es seguro: demasiado cerca perdemos individualidad y por lo tanto nuestro propio fuego interno que es el combustible del alma. Demasiado lejos nos desarrollamos individualmente pero entonces cuesta conectarnos con el otro. Cada uno debemos de encontrar la manera de volar cerquita pero independientemente, con suficiente espacio para extender las alas.




La razon por la que estos relatos son terapueticos la explica Clarissa Pinkola Estés (Mujeres que corren con lobos) y es que estos relatos tienen el poder de revivir nuestra intuición y conectarnos con nuestra esencia más instintiva. En mi trabajo, veo cómo la desconexión con estos aspectos fundamentales puede llevar a relaciones que se sienten incompletas o insatisfactorias. Al redescubrir estos relatos, podemos empezar a ver nuestras relaciones como espacios de crecimiento y exploración mutua, más que como pruebas que superar.


Las historias arquetípicas, por lo tanto, no solo nos informan sobre quiénes somos, sino que también nos guían en cómo podríamos ser. Cada historia, mito o leyenda puede ser una llave para desbloquear partes ocultas de tu psique y mejorar tus relaciones. Te animo a reflexionar sobre las narrativas que has internalizado sobre el amor y las relaciones, ¿Cuales son tus modelos de identificacion? ¿Están tus creencias apoyando tu crecimiento y felicidad, o es hora de reescribir los guiones que dirigen tu vida amorosa? Espero que al explorar estos arquetipos, podamos encontrar caminos más enriquecedores y auténticos para vivir nuestras historias de amor.


81 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page